Ir al contenido principal

¡PRESIDENTE URIBE, VÁYASE A DESCANSAR!


Más de tres décadas al servicio de la patria no se improvisan, mucho menos cuando los menesteres se han asumido con osadía y determinación. En efecto, aquella es la realidad que goza el expresidente Uribe, no obstante, debería irse a descansar y a disfrutar de su familia. Ya hizo lo que tenía que hacer y se lo merece.

Colombia en el año 2001 estaba sumida en el caos, el terrorismo de las Farc se encontraba triunfante por la malhadada zona de distensión que les concedió Pastrana, los colombianos estaban secuestrados dentro de sus ciudades, no era posible recorrer el país, las denominadas ‘pescas milagrosas’ eran pan de cada día, las voladuras terroristas a la infraestructura, las extorsiones, los genocidios y los bombazos en hoteles y centros comerciales atemorizaban a una nación entera. No había confianza inversionista para los extranjeros, mucho menos cohesión social, además era imposible hablar de garantías en salud, vivienda y educación porque para ello había que combatir previamente a un terrorismo fortalecido. La situación era, realmente, desalentadora.

Fue allí cuando el discurso de la seguridad democrática caló positivamente entre la mayoría de los colombianos, el entonces candidato presidencial Álvaro Uribe apareció con un discurso alentador que generaba credibilidad y confianza en la ciudadanía, pues aquel se correspondía con las principales necesidades que padecía la población: garantizar seguridad y confianza para crecer económicamente y garantizar los derechos sociales propios de un Estado Social.

Sin más ni más el triunfo de Uribe en la contienda presidencial fue abrumador, y su éxito rotundo le permitió hacerse al poder en primera vuelta. Luego, su primer periodo 2002-2006 estuvo marcado por la lucha vertical contra la criminalidad, la economía iba mejorando, la inversión extranjera indudablemente incrementó, los resultados de su gestión fueron positivos, lo que lo motivó a buscar su reelección. Posteriormente, su segundo periodo 2006-2010 no siendo malo, no fue tan bueno como el primero, pues se presentaron situaciones adversas que comprometieron a su gabinete ministerial, lo cual fue caldo de cultivo para los ataques desenfrenados de la oposición. Hubo errores, deficiencias y desaciertos, no obstante, con algunos altibajos, el trabajo de Uribe seguía siendo alentador, dado que, había confianza dentro de la ciudadanía y plena conquista de las mayorías; las personas valoraban su dedicación y esfuerzo, hasta el punto de solicitar la continuidad de su programa de Gobierno.

Uribe, en pocas palabras, logró cautivar casi a un país entero, y fue por ello que en el 2009 los ciudadanos le pedían una segunda reelección presidencial, la cual, se aprobó en el Congreso, pero detuvo la Corte Constitucional. Fue así como en uno de los errores históricos más grandes de la patria, Álvaro Uribe designó a Juan Manuel Santos como el candidato de su legado, quien, a la postre, desbarató todos y cada uno de los cimientos que lo ayudaron a elegirse. ¡Nefandos ochos años 2010-2018 que vale la pena enterrar!

En medio de la situación Uribe crea su movimiento político, el cual funda para las elecciones legislativas del 2014, obteniendo otro triunfo electoral, al conformar una bancada de más de 35 congresistas. Lo que permitió hacerle contraposición al segundo periodo presidencial del tristemente célebre Juan Manuel Santos. De dicha manera, fue como logró hace unos meses que su congresista estrella, Iván Duque, se convirtiera en presidente de la república. Sin ignorar que en 2014 hubiese sucedido algo semejante si a su candidato, Óscar Iván Zuluaga, no le hubieren robado la contienda electoral con la corruptela de Odebrecht. Tal cual, Santos triunfó por el poder oscuro de la constructora brasileña. Así lo confesó el otrora Senador de la U, preso hasta ahora, Bernardo Elías Vidal, alias ‘el Ñoño Elías’.

En resumidas cuentas, lo antecedente nos demuestra que Uribe es y ha sido en este nuevo siglo el gran elector de Colombia, además de ser en el 2018 uno de los senadores más votados de la historia.  Lo que lo convierte en el político más vigoroso de los últimos tiempos, pues su legado aún sigue vigente y su lucha incesante persiste en la mente de todos los colombianos.  No nos cabe la menor duda que Uribe es el gran colombiano.

Aunque, creemos que Uribe ya hizo lo que debía hacer, incluso mucho más de la cuenta: fue alcalde, gobernador, senador, presidente dos periodos, fundador de un partido político, nuevamente senador y el impulsor de tres candidatos presidenciales, dos de ellos presidentes, el primero lo traicionó y el segundo está trabajando para subsanar lo que deterioró el anterior. La política tiene ciclos, por ello creemos que más allá de la solicitud del comediante Daniel Samper, lo realmente importante es que, Uribe SÍ merece irse a descansar. Ya ha hecho mucho por el país y los nuevos liderazgos de su partido bien lo pueden a representar.

Presidente Uribe: todos estamos agradecidos con usted- tanto los jóvenes, los adultos y la tercera edad, sin embargo, creemos respetuosamente, ya es hora de que se vaya a descansar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL ODIO DE PETRO

Llevamos más de veinte años observando la incansable persecución de Gustavo Petro hacia el expresidente Uribe. Y más allá de un rezago ideológico, lo que comprendemos es una ira infundada que no tiene parangón, puesto que sobrepasa los límites del rencor. El senador Gustavo Petro en su afán enfermizo y desbordado de destruir a su oponente, ha asumido la despreciable tarea de montar una campaña de difamación abrupta en la que pretende endilgarle toda responsabilidad a Uribe- hasta por lo más mínimo que ocurre en el país- cuando bien sabemos por mera lógica que todo no gira en torno a determinada persona.
Se dice que la esquizofrenia es un trastorno mental grave, mediante el cual las personas interpretan la realidad de manera anormal, lo que puede provocar una combinación de alucinaciones y delirios graves en el pensamiento y en el comportamiento, que afecta el funcionamiento diario de la persona. Efectivamente, pareciere que el senador Petro sufre de una esquizofrenia grave, pues lle…

¿QUÉ ES ECONOMÍA FRATERNA?

El concepto de ‘Economía Fraterna’ ha tomado últimamente una relevancia mayúscula en Colombia y mucho se habla de este, pero es poco lo que se conoce del mismo.
Para ahondar este tema con rigor debemos mencionar previamente que es pertinente hablar de ‘economía fraterna’ cuando se está en presencia de un Estado en vía de desarrollo, o mejor aún, cuando se está en presencia de un país que padece serios problemas sociales por la carencia de oportunidades, la inequidad y la pobreza. Y es allí donde encontramos el sentido de dicho concepto: el objetivo central radica en consolidar un sistema económico que permita una mayor igualdad de oportunidades y una real integración social dentro de todos los actores económicos de la sociedad, es decir, entre el Gobierno, los empresarios, las agremiaciones, las cooperativas y los empleados, con miras a mejorar la calidad de vida de todas las personas, principalmente la de los menos favorecidos, sin incurrir en el repugnante odio de clases.
Verbigra…

ES EXCELENTE LA LABOR DEL ESMAD

Si hay algo que debe enorgullecer a los colombianos es la labor ponderada y acertada del Escuadrón Móvil Antidisturbios- ESMAD, porque contrarrestar y neutralizar a los vándalos criminales, para preservar el orden no es tarea fácil. En un país serio el ejercicio efectivo de la institucionalidad no debe tambalear ante el terrorismo urbano, pues la acción contundente del Estado tiene que ser imperante en los momentos de crisis. Verbigracia, los que atravesamos actualmente en Colombia.
Subvertir el caos, el desorden, la anarquía, la turba y la alteración de la estabilidad son prioridades en un Estado de Derecho. Tal cual, aquella es la función natural del ESMAD. Por ello es que nos preguntamos: ¿Por qué criticar a un escuadrón que ha cumplido cabalmente con la misión para la que fue instituido?
Es claro que cualquier abuso de la autoridad o uso excesivo de la fuerza debe ser sancionado con suma implacabilidad. Sin embargo, luego de revisar y analizar las situaciones concretas que se h…